jueves, 9 de abril de 2015

N O E N T R Y

he cometido errores en mi vida
pero el más grande
sin duda
es el haberte dejado entrar en ella

ahora me bloqueas el acceso
el único que puedes
el único que puedo

pero seguimos apareciéndonos, eh
como espectros
en las noches de tinieblas
entre sombras
terrores nocturnos
somos
la una de la otra

9 comentarios:

  1. ey, no te pases, no soy tan mala, jaja ;)

    ResponderEliminar
  2. El problema es que, a priori, nunca sabes a quién cerrar o a quién abrir la puerta >_<

    ResponderEliminar
  3. Cómo se cuela la actuaidad tecnológico-social en la poesía es algo que me encanta, sobre todo si se hace tan bien como lo has hecho tú ;)

    Las puertas nunca se cierran del todo, pero sí que se puede dar un sonoro portazo!

    ResponderEliminar