miércoles, 22 de julio de 2015

lustros de tristeza acumulada

será así
la norma impuesta que aceptas cuando ya no queda nada por hacer
cuando el fin ha cobrado forma
cuando esta felicidad está prohibida
y todo lo que sientes
viene con un cargo de conciencia
un sentirse mal porque parece que no nos toca
y aún así intentamos que cada día sea más diferente del anterior
aunque adelantar no nos haga llegar primeros
aunque esa guerra que aún no ha empezado huela a hombres quemados
aunque sean tus ropas las que arden
aunque nadie entienda que esa sonrisa era un oasis en el infierno

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Sólo queda exponer el vacío en el estante de las ofertas.

    ResponderEliminar
  3. Hay momentos en los que necesitas una bici y una buena cuesta abajo para sentir que todavía sientes, para sentie que estas vivo. Aunque la cuesta se acabe. Aunque al final siempre aprietas el freno.

    ResponderEliminar
  4. Hay momentos en los que necesitas una bici y una buena cuesta abajo para sentir que todavía sientes, para sentie que estas vivo. Aunque la cuesta se acabe. Aunque al final siempre aprietas el freno.

    ResponderEliminar
  5. Hay momentos en los que necesitas una bici y una buena cuesta abajo para sentir que todavía sientes, para sentie que estas vivo. Aunque la cuesta se acabe. Aunque al final siempre aprietas el freno.

    ResponderEliminar