martes, 11 de agosto de 2015

adiós, una palabra muy complicada.

echo la vista atrás
como ejercicio
para ver si así
siento algo
y lo que descubro
es que no es la primera vez
que empaqueto mi pequeña vida
y que otra vez puedo hacerlo
aunque siempre parezca una hazaña imposible
y se tiran cosas que parecían sagradas
y se pierden años que eran imperdibles
y se olvidan personas que eran pilares
y así sucesivamente
en un camino marcado
por leyes que van cambiando
descubriendo objetos de los que podemos prescindir
personas que no vamos a echar de menos
fotos que no recordaremos haber hecho

14 comentarios:

  1. La vida como un puzzle,
    las piezas frente a ti
    en un baile infinito.
    Y estás sin saber
    si hacerlas encajar
    o buscar el sitio
    donde lo hagas tu.

    ResponderEliminar
  2. Le rogaba a Santa Zahara
    le rogaba que me aguardara.
    Le rogaba a Santa Zahara
    que viniese a Toledo y cantara.
    Le rezaba a santa Zahara
    le pedía, que me escuchara.

    Y por fin vieneees!!! :D Un beso guapísima <3

    ResponderEliminar
  3. No estudio en mi ciudad, y hace poco deje de vivir con uno de mis padres. Por eso, cuando volví por casa, tuve que recoger todas esas cosas (fotografías, cartas, letras de canciones, discos, ropa, muchísimas cosas) que ya no cabían en lo que había quedado, y dejarlas en mi sótano.
    Después de una mala racha y estar un poco perdido en cuanto a relaciones y, por que negarlo, sobre mi mismo, tuvimos una inundación tremenda.
    Ahora, después de tirar todos esos recuerdos que parecían tan importantes, hago un poco de reflexión y me doy cuenta de que ya no era tan importante, de que lo verdaderamente importante era lo que no podía dejar guardado en cajas. Y bueno, este texto me lo ha recordado con tanta precisión que tenía que comentarlo.
    Volveré a empaquetar mi pequeña vida en unas semanas, y la vida seguirá su camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) gracias por compartirlo. Me ha encantado

      Eliminar
  4. te entiendo mas de lo que te imaginas ...

    ResponderEliminar
  5. Tan complicada que muchas veces no somos consciente de que al decirla las cosas cambiaran para siempre.

    Un texto precioso

    ResponderEliminar
  6. Haremos más fotos y mejores, aparecerán nuevos pilares resistentes y nos haremos con otros tantos objetos inservibles que coleccionaremos, sin saber para que. A veces hay que decir adiós, para recordar cómo se decía de nuevo hola.

    ResponderEliminar
  7. Por muchas capas de pintura que haya, la marca del árbol nunca desaparece.

    ResponderEliminar
  8. Esas marcas luego ayudan a sobrevivir, porque volveremos a cometer los mismos errores y sabremos que pasará .. Yo también tengo mi propia caja de pandora.

    ResponderEliminar
  9. Esas marcas luego ayudan a sobrevivir, porque volveremos a cometer los mismos errores y sabremos que pasará .. Yo también tengo mi propia caja de pandora.

    ResponderEliminar