viernes, 24 de agosto de 2012

El deshielo



Es fácil recordar, el deshielo llegó en agosto
el mes de recogerme en el portal.
Viajábamos deprisa, el aire en combustión,
apenas me rozaste me empecé a descongelar.



Hablabas de tu infancia, de tu amable vecina
salía desnuda a cerrar el balcón.
Yo hablaba sin parar a un ritmo inalcanzable
como Marv a Wendy me has dejado de escuchar...



Se empezó a derretir la coraza y cayó
y mi piel se volvió fluorescente.
Durante cuánto tiempo estuve hibernando
No me interrumpiste, me estabas esperando


Me hiciste olvidar los hombres de la tierra,
Tenías el sabor de todos los helados
Éramos extraños en días sin lluvia
bajo las Perseidas para verlas caer...


Cuando acabó aquel letargo sin fin
me quedé en agosto a vivir

7 comentarios:

  1. Precioso, supongo que es algo que todos hemos sentido alguna vez.

    Grandes besos.

    ResponderEliminar
  2. Las tardes de verano ya no son únicamente para los chicos que comen pipas. Algún día tenía que suceder.

    ResponderEliminar
  3. Bajo las Perseidas para verlas caer...

    ResponderEliminar
  4. Espero disfrutarla en muchos conciertos más.

    ResponderEliminar
  5. Ya solo queda Septiembre
    Envuelto entre ecos de nostalgia
    Mis manos buscan tu estela
    Pero ya no me queda de ti nada

    Te echo de menos Zahara

    ResponderEliminar
  6. Como quien se queda a vivir en un recuerdo : )

    ResponderEliminar